Liberalización de educación arriesga supervivencia de universidades públicas: David Fernández SJ

junio 6, 2017 2:41 pm

La liberalización de la educación superior por parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC) pone en riesgo la supervivencia de las universidades públicas nacionales, pues el objetivo es llevar a cabo la mercantilización global de la universidad con el mínimo de interferencia nacional; esto como parte de un modelo del ‘fascismo financiero’ que está sirviendo como criterio funcional para nuevas instituciones de regulación global, dijo el Mtro. David Fernández Dávalos, sacerdote jesuita y rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

La proliferación de este fascismo financiero, una de las cinco manifestaciones del ‘fascismo social’ del que habla el Dr. Boaventura de Sousa Santos, uno de los grandes intelectuales de la sociedad en América Latina y Doctor Honoris Causa por la IBERO (que recibió en abril de este año), “constituye uno de los impactos más destructivos del capitalismo neoliberal en las relaciones sociales en la actualidad”, refirió el Maestro Fernández Dávalos en el mensaje que dirigió durante su Tercer Informe como Rector de la Universidad Iberoamericana Ciudad de México.

Los otros cuatro planos de ese ‘fascismo social’ son:

•    Un fascismo del ‘apartheid social’; basado en la división cartográfica urbana en zonas civilizadas y zonas salvajes. Santa Fe es un ejemplo de esto, con su zona de corporativos y con el pueblo de Santa Fe; en este último domina la violencia del Estado represivo, policial, y la violencia dentro de los grupos excluidos. En el corporativo se fortalecen los derechos de la ciudadanía, que vive bajo la constante amenaza de las zonas salvajes y, para defenderse, transforma sus hogares en castillos neofeudales y enclaves fortificados, cuya lógica es la segregación urbana.

Esta división “da origen a una forma nueva de Estado paralelo: en las zonas civilizadas, el Estado actúa democráticamente como Estado protector, aunque muchas veces ineficaz o no confiable. En las zonas salvajes, el Estado actúa, en cambio, de manera fascista, como Estado persecutor, sin ninguna voluntad de acatamiento, incluso aparente, del derecho”.

•    El ‘fascismo contractual’; que surge en situaciones en las que las diferencias de poder entre las partes de un contrato de derecho civil (laboral o mercantil) es de tal orden que la parte más débil es totalmente vulnerable, pues no tiene ninguna alternativa al contrato. Acepta las condiciones que le son impuestas por la parte más poderosa, por más onerosas o despóticas que sean.

•    El ‘fascismo territorial’; existente cuando actores sociales con fuerte capital patrimonial le quitan al Estado el control del territorio donde actúan, o neutralizan ese control, cooperando o violentando las instituciones estatales y ejerciendo la regulación social sobre los habitantes del territorio sin la participación de éstos y en contra de sus intereses.

“Este tipo de mecanismos ha terminado con la propiedad comunal y ejidal de la tierra y le ha superpuesto un título de propiedad privada individual, con el consecuente aniquilamiento de las comunidades y pueblos originarios. Pienso en fenómenos como el land graving o las concesiones mineras que, en alianza con los narcos, sustraen el territorio al control del Estado mexicano”.

•    El ‘fascismo de la inseguridad; que consiste en la manipulación discrecional de la inseguridad de las personas y grupos sociales vulnerables por la precariedad del trabajo, o por accidentes o acontecimientos desestabilizadores, produciéndoles elevados niveles de ansiedad y de inseguridad en el presente y frente al futuro.

La construcción de un discurso alternativo

Frente a esta realidad, a la que se suman la sobreexplotación de los recursos naturales, la catástrofe ambiental, el  debilitamiento de los procesos democráticos con la erosión progresiva de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos, “el pensamiento y quehacer universitarios deben proponerse, entonces, incidir en la sociedad para hacerla más racional y humana. Necesitamos contribuir a construir, junto con otros actores sociales, un discurso alternativo sobre las alternativas”.

El Rector consideró que ese conocimiento requerido sólo puede provenir de lo no hegemónico y lo no convencional, y de una epistemología que se entienda como la búsqueda de conocimientos y de criterios con validez del conocimiento, “que otorguen visibilidad y credibilidad a las prácticas cognitivas de las clases, pueblos y grupos sociales que han sido históricamente victimizados, explotados y oprimidos por el colonialismo y el capitalismo globales”.

Por eso una institución de educación superior confiada a la Compañía de Jesús, como es la IBERO, tendría que comprenderse a sí misma no como una mera transmisora y certificadora de saberes hegemónicos; sino como una creadora de pensamientos emancipadores y alternativos, quizá con los siguientes rasgos:

1.    Contribuir con su actividad docente, investigación y vinculación al desarrollo de un proyecto nacional y global orientado a: la distribución de la riqueza; la superación de las desigualdades; el respeto a la diversidad; la construcción de una cultura de paz y justicia; la sustentabilidad socioambiental; la democratización del conocimiento, comunicación y cultura; la inserción soberana del país en el mundo; y la profundización de la democracia del Estado mexicano.

2.    Un proyecto nacional cuya elaboración deberá tener especialmente en cuenta: el equilibrio de poderes; la actuación libre de los movimientos sociales y la prensa; la profundización y ampliación de la democracia y lucha contra la violencia y exclusión que vive América Latina; y el colapso del neoliberalismo desnacionalizado.

3.    Para enriquecer su capacidad de producción formativa e intelectual y contribuir al fortalecimiento de los actores sociales autónomos en el proceso de transformación social la universidad debería reforzar la interlocución con los movimientos sociales y otras organizaciones de la sociedad civil.

4.    La universidad debería contribuir a la comprensión de la dimensión y profundidad de la actual crisis económica internacional y a la búsqueda de estrategias y alternativas democráticas para su superación.

En este contexto, el Maestro Fernández Dávalos refirió que desde el inicio de su gestión como Rector de la IBERO Ciudad de México se trazaron cinco estrategias institucionales para adecuar más a la Universidad a la realidad y ofrecer respuestas concretas a diferentes problemáticas sociales. Las estrategias son:

1.    Hacer de la IBERO una universidad más incluyente, diversa y plural.

2.    Alcanzar un crecimiento en los programas de posgrado; para que la IBERO tenga más investigación e incidencia.

3.    Lograr que la IBERO sea un actor social, abierto y cercano a los problemas sociales de México y del mundo.

4.    Ser una universidad con pertinencia social, que responda a su entorno y sea instrumento de trasformación social.

5.    Tener en las funciones sustantivas de la IBERO presencia transversal de cinco temas: género, medio ambiente, derechos humanos, interculturalidad, y pobreza y exclusión.

Tercer Informe del Rector

Al compartir algunas acciones que se han realizado en este último año en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México, bajo su rectorado, el Mtro. David Fernández Dávalos mencionó:

Dentro de la Dirección de Planeación y Evaluación Institucionales, “el equipo de planeación revisó el enunciado de nuestra misión e incorporó un grupo de valores que conjuntamente servirán como elementos orientadores tanto del proceso de planeación como del quehacer universitario”.

“Decidí crear al Centro de Exploración y Pensamiento Crítico (CEX) con la convicción de que la vida social del país debe hacerse presente en la Universidad, y que el ser universitario debe intervenir en la vida social a través de incursiones que desnaturalicen modos injustos de entender al mundo, y que desplieguen una imaginación que asuma la construcción del mundo deseado”.

Se concretó la alianza estratégica del Tecnológico Universitario del Valle de Chalco y la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. El Programa de Derechos Humanos concluyó la investigación hemerográfica Fosas clandestinas en México.  El Programa de Asuntos de Género presentó la Política de Igualdad y Equidad de Género de la IBERO; y coordinó la elaboración del Protocolo de actuación para la prevención y atención de discriminación y violencia de género.

La Coordinación de Difusión Cultural presentó siete exposiciones de nivel internacional, entre las que destacan: Francisco Toledo. Negro sobre blanco; y Manuel Felguérez. De la máquina estética al siglo XXI. La Coordinación de Atención Estudiantil Universitaria continúa el desarrollo del programa de becas “Si quieres, ¡puedes!”, en el que actualmente están inscritos 305 estudiantes. La Dirección de IBERO Consultores Estratégicos realizó 19 proyectos de consultoría.

La Dirección de Educación Continua realizó cambios que “pretenden afianzar una nueva cultura de transparencia en la administración y control de los recursos, rendimiento de cuentas, articulación con toda la estructura organizacional y una gestión orientada a una efectiva vinculación”. Prepa IBERO se encuentra operando en sus nuevas instalaciones en Lerma, Estado de México, y obtuvo el Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios por el cambio de domicilio.

La Dirección de Educación a Distancia realizó la migración del sistema de gestión del aprendizaje de la plataforma Blackboard a la Brightspace. En lo concerniente a la Dirección de Cooperación Académica “durante la Asamblea General Ordinaria de la Unión de Universidades de América Latina (UDUAL) fui elegido para integrar el Consejo Ejecutivo como Vicepresidente Alterno de la región México”.

La Dirección de Publicaciones vinculó a la IBERO con sitios virtuales entre instituciones afines, participó en 14 ferias internacionales del libro y 15 nacionales, y publicó 130 libros de las áreas académicas de la universidad.
Como parte de la labor del Centro Internacional de Investigación de Economía Social y Solidaria quedó instituida la Maestría en Creación y Desarrollo de Empresas de Economía Social y Solidaria, y la oferta de diplomados y cursos en economía social y solidaria.

En la Dirección de Posgrado se han diseñado estrategias para incluir a estudiantes en proyectos de investigación, fomentar la eficiencia terminal y brindarles apoyo económico”. El Doctorado Interregional en Educación ha recibido apoyo para implementarse entre la Universidad Centroamericana (UCA) de Nicaragua y la UCA de El Salvador con la Universidad Rafael Landívar de Guatemala; lo mismo ha sucedido con la Especialidad en Obesidad y Comorbilidades que se ofrecerá en la UCA de Nicaragua. Se encuentran en desarrollo programas en las áreas de energía y economía social. Se recibió el RVOE para la Maestría en Cine.

De la Coordinación General del Programa Técnico Superior Universitario destaca el egresó la primera generación del programa en Software, y se recibió el RVOE del programa en Diseño Mecánico y Manufactura. Respecto a la Universidad Iberoamericana Tijuana, el Mtro. Fernández dijo: “El pasado mes de septiembre de 2016, realicé mi primer informe de actividades en la IBERO Tijuana como rector. Pueden consultarlo en la página de la Universidad para más detalles sobre lo que hemos venido haciendo en Tijuana”.

Comparte en redes sociales...
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter