Formando a líderes Ignacianos en México; nuevos Campamentos Jesuitas para adolescentes

13 de febrero 2019

Del 1 al 4 de febrero 2019, se llevó a cabo el Taller Nacional de Formadores (TANAFO) en el Campamento Jesuita Lomas Pinar en Cuernavaca, Mor., donde participaron alrededor de sesenta jóvenes de distintas partes del país, tales como: Tijuana, Tampico, Guadalajara, León, CDMX, Puebla, Toluca, Cancún, entre otras.

El TANAFO tiene como objetivo la formación de líderes Ignacianos, mismos que apoyados de auxiliares juveniles, colaboran en la reproducción de los cuatro Campamentos Jesuitas en diferentes ciudades, reafirmando de esta manera su espiritualidad en todo y con otros.

Aquí más información sobre Vocaciones y Juventudes jesuitas

Durante el taller, nuestro Equipo Nacional de Formación (ENAFO) confirmó su compromiso con el seguimiento de Jesús y la tarea de acercar a más jóvenes de nuestro país a la espiritualidad Ignaciana y a la Compañía de Jesús para que, a través de los Campamentos, puedan atender sus búsquedas existenciales y fortalecer el seguimiento a Cristo. A su vez, la Coordinación de Campamentos Jesuitas presentó actualizaciones de los campamentos ya existentes: Existe, Reconciliacción, Emocionarte y Libertad para Amar, y se presentaron dos nuevos que están dirigidos a la comunidad adolecente: Encuentra y Confirmación. Además, se impartió un taller de Danzas Circulares dirigido por Kitzia Weiss Álvarez y Jorge Villegas Ivich.

tanafo_2-1

Esta experiencia dio lugar a que nuestros jóvenes agentes de pastoral fortalecieran y retroalimentarán su experiencia como Formadores de los Campamentos Jesuitas, conociendo y viviendo las modificaciones realizadas, resolviendo dudas y aportando, con el fin de consolidar una experiencia de alto impacto que tanto demanda nuestra juventud; por ello, se han integrado las Danzas Circulares, cuyo objetivo fue conectar al joven con Dios y consigo mismo por medio de la expresión artística del baile que, repitiendo ritmos y secuencias, permite descubrir una nueva forma de integrar el espíritu con el cuerpo.

El TANAFO concluyó con la convicción de que los Campamentos Jesuitas ayudados de las Danzas Circulares vitalizarán a las comunidades juveniles que deseen vivir con mayor intensidad la Espiritualidad Ignaciana.