“El Arte de la Escucha”, labor de los jesuitas en las Islas Marías

18 de febrero 2019

“En todos hay sed y hambre de ser escuchados, para volcar desde sus entrañas el dolor que les oprime. Surge, cólera, resentimiento, miedo, odio, culpa, que ramifica su pesar. Lo cargan en la mano transfigurado en piedras de playa que lanzan en alarido al mar. Así la ternura se va abriendo paso cuando llegan a ser ellos mismos, entonces se abrazan”. (Jesuita Pedro H. Arriaga Alarcón)

Con motivo del anuncio del cierre del Centro Penitenciario de las Islas Marías por parte del Gobierno de México, recordamos la labor que por décadas, muchos jesuitas han hecho para acompañar espiritualmente a los reos.

En 1943, el gobierno mexicano vio necesario el acompañamiento religioso de los reos en las Islas Marías y pidió a la Compañía de Jesús el envío de sacerdotes con el fin de convivir con los prisioneros y acompañarlos en su vida sacramental. En más de 75 años, han pasado la misma cantidad de jesuitas por  las islas: 75.

Al principio es enviado el P. Samuel Ginori, reconocido por su labor evangelizadora, como constructor de la infraestructura religiosa en la Isla y por la invitación a religiosas para el servicio sanitario y catequético. Posteriormente llega el mítico Padre Trampitas, P. Juan Manuel Martínez, muy cercano a los presos y gran comunicador que hizo posible que la labor realizada en las Islas se conociera en amplios ámbitos del país.

Trampitas, duró 25 años en la Isla. Sus restos reposan ahí, junto a los de “El Sapo”, un famoso criminal que decidió dejar de matar gracias a la amistad y el cariño del padre.

Cómo es de suponer, los cambios han sido muchos; el crecimiento y decrecimiento de los habitantes ha variado según el régimen en turno: las políticas penitenciarias vigentes, la consideración de ser un penal destinado a presos de alto riesgo o, por el contario, de menor riesgo. Igualmente, la personalidad del director en turno tiene efectos inmediatos en el régimen de vida del penal.

También, como es de suponer, las concretizaciones del trabajo misional, de 1943 a la fecha, ha ido evolucionando: desde el número del personal que ha formado el equipo pastoral, la composición de éste, hasta la teología y el enfoque a la pastoral que se ha tenido. En algunas épocas, el equipo misionero llegó a estar formado, entre jesuitas, religiosas y laicos -principalmente mujeres- por 10 personas. En este momento sólo son dos sacerdotes jesuitas. Pero lo que no ha cambiado es la visión de fondo.

(Con información de la conferencia “Los Jesuitas, el Arte de la Escucha en las Islas Marías”, impartida por el padre José Luis Serra S.J. el 18 de octubre de 2018 en la Universidad Iberoamericana):

A continuación el texto íntegro:

Los Jesuitas en Las Islas M… by on Scribd

Tags: , , , , ,