An_dar: obras jesuitas se unen para “ayudar a caminar”

10 de mayo 2019

La parroquia de la Sagrada Familia en la colonia Roma de la Ciudad de México y la editorial Buena Prensa -obras jesuitas en México- colaboran juntas en el proyecto An_dar, que con la simple recolección de argollas de latas de refresco obtiene recursos para donar sillas de ruedas, muletas, bastones y andaderas para las personas más necesitadas.

An_dar celebra dos años y gracias a la colaboración de muchas personas de buena voluntad, tan solo en 2018 fueron entregadas 159 sillas de ruedas, 67 bastones, 21 andaderas, 29 pares de muletas y 1 bastón guía.

Por eso, a pocas semanas de cumplir su segundo aniversario, te invitamos a que colabores con este noble proyecto recolectando argollas y llevándolas este próximo 2 de junio a la parroquia de la Sagrada Familia, ubicada en la calle Puebla 144, Roma Norte, en la Ciudad de México, o a cualquiera de las librerías Buena Prensa ubicadas en diversas ciudades del país:

UBICA TU SUCURSAL MÁS CERCANA:

El proyecto está formado por laicos comprometidos y por el padre Gonzalo Rosas, S.J., párroco y miembro del equipo.

Desde que nació la iniciativa decidieron solicitar las argollas y no las latas completas para no afectar a otros grupos que las venden.

“Hay mucha gente que se ayuda económicamente de la recolección de las latas de aluminio, no les quisimos quitar esa fuente de ingresos”, explica Cynthia Ramírez Peña, coordinadora del proyecto.

De poquito en poquito

Aunque se necesitan muchas argollas, de poquito en poquito, con la colaboración de muchas personas, se reúnen las necesarias para poder adquirir las sillas de ruedas.

“Compramos las sillas en la Fundación Bertha O. de Osete, I. A. P. que está en Querétaro, pues nos dan precio especial por volumen; cada silla cuesta 2,645 pesos, pero tratamos de hacer un pedido de 20 sillas para que esta fundación nos haga el envío”, indica la coordinadora.

El proyecto ha crecido, ahora están presentes en Chihuahua, Puebla, Mérida, San Luis Potosí y Toluca. “Nos acercamos a Buena Prensa por del padre Jaime Porras y a través de ellos entregamos aparatos de rehabilitación en los estados donde los solicitan”, explica Ramírez.

(Con información de
CYNTHIA FABILA, Desde la Fe)